Lancaster

El Graduado de Lancaster

La Escuela de Lancaster es, ante todo, una comunidad, en la que todos sus miembros podemos y debemos ser aprendices en la búsqueda de nuestra propia identidad. Aceptamos que esto es un proceso sin fin que implica desarrollar tres aspectos fundamentales de nuestro ser:
  • Informado – tiene una comprensión amplia y profunda del mundo y de las personas que lo habitan
  • Pensador crítico – aplica y procesa el conocimiento y la comprensión para identificar, plantear y abordar problemas, así como tomar decisiones éticas y razonadas
  • Investigador – desarrolla su curiosidad natural y el amor por el aprendizaje en una búsqueda constante para encontrar respuestas a sus propias preguntas y las de los demás
  • Comunicador – comprende y expresa ideas e información con confianza y creatividad en una variedad de estilos
  • Independiente – es autónomo y seguro para tomar decisiones y llegar a conclusiones en el proceso de aprendizaje
    • Responsable – muestra conciencia en torno a sus acciones y acepta las consecuencias de las mismas; limita su conducta en función de esto
    • Respetuoso – valora y muestra consideración por la identidad, los sentimientos, la dignidad y los derechos de los otros
    • Tolerante – celebra la diversidad y respeta las ideas, creencias, valores y costumbres de los demás, evitando la discriminación
    • Solidario – base las relaciones en la interdependencia moral y la confianza, y actúa con compasión y compromiso para lograr una diferencia positiva en las vidas de los demás y en el medio ambiente
    • Cooperador – muestra buena disposición para colaborar con los demás y lo hace de forma eficaz
  • Equilibrado – encuentra un equilibrio sano entre el trabajo y el juego, mantiene las cosas en perspectiva y se esfuerza por desarrollarse de manera integral
  • Abierto – es receptivo a diferentes maneras de ver y entender el mundo y busca activamente las opiniones de otros como una vía de crecimiento personal
  • Honesto – actúa con integridad, asume la verdad y acepta sus propias limitaciones y errores
  • Íntegro – actúa con un fuerte sentido de justicia y equidad, y se guía por códigos éticos en la toma de decisiones
  • Audaz – aborda lo desconocido con confianza y optimismo, acepta y disfruta de ideas, situaciones y retos nuevos, e inspira a otros con su liderazgo
  • la capacidad de transformar nuestro conocimiento y nuestro entorno social
    la capacidad de reflexionar tanto sobre nuestro pensamiento como sobre nuestro ser
    la capacidad de adaptarse a los demás y a la sociedad
    Tenemos que ser críticos, pero sobre todo auto críticos, tenemos que ser creativos y aprendices por vida, y tenemos que ser tolerantes y respetuosos. Esta misión aplica a todos los miembros de la comunidad.