Lancaster

Tutor programme

La Escuela de Lancaster es ante todo, una comunidad en la que todos sus miembros pueden y deben aprender a buscar su propia identidad. En el plantel de secundaria, cuando un alumno puede tener más de diez diferentes maestros, el sistema de tutoría responde a este ideal, al diseñar un programa que provee, atiende y celebra la diversidad del cuerpo de estudiantes (con un vasto rango de características intelectuales, creativas, físicas, emocionales y sociales). Esto es un proceso sin fin que implica desarrollar tres aspectos fundamentales del ser: el ser pensante, el ser social y el ser espiritual. Para lograr lo anterior, se busca fomentar tres capacidades básicas: la capacidad de reflexionar, la capacidad de transformar y la capacidad de adaptar.
apoyo-tutor
Cada generación tiene un equipo de maestros que forma el grupo de tutoría; el Jefe de Año y aproximadamente seis tutores, dependiendo de las necesidades de cada generación. El Jefe de Año es el líder del equipo y es responsable de guiar y apoyar tanto a los tutores como a los estudiantes. El tutor es la figura más cercana a los estudiantes y está para escuchar, apoyar y cuidar el desarrollo personal, social, emocional y académico de cada uno de sus tutorados. Como equipo, trabajan para ofrecer un programa que refleje las necesidades e intereses tanto individuales como colectivos.
Este programa construye una relación de confianza y conocimiento más profundo, que es la clave para asegurar que los alumnos están recibiendo atención personalizada.